CINE/DOCUMENTAL

“MAS ALLA DE BEETHOVEN: BEJART y AGUIRRE”
( O cómo la  Meta-Música de Beethoven, la inmortal Novena Sinfonía genera, a su vez,
otras dos obras de arte)

“DANCING BEETHOVEN” (2017), de Arantxa Aguirre

Película-Documental sobre la coreografía de Maurice Béjart (1964) para la
Novena Sinfonía de Ludwig van Beethoven

Ballet de Lausanne y Ballet de Tokio
Orquesta Filarmónica de Israel
Zubin Metha , director musical

Producción: López-Li Films
Patrocinio: Fundación Maurice Béjart, Suiza.
Dirección: Arantxa Aguirre
★★★★★

 

Estamos de enhorabuena en el panorama cultural español de la mano  en  esta ocasión de la gran cineasta Arantxa Aguirre.Gracias, Arantxa. El formidable hallazgo de realizar y ejecutar este magnífico documental enriquece nuestra perspectiva como melómanos y cinéfilos y por supuesto como amantes de la danza.Bejart fue el demiurgo, si bien el mérito último pertenece al Genio, a Ludwig van Beethoven .La Novena Sinfonía se impone por sí sola, “ad eternum” como la wagneriana “obra de arte total” que es, supone y significa desde su estreno.Es tal su potencia, su fuerza irresistible,su hipnotismo, su fascinante energía, que genera, a su vez, otras obras de arte como lo son en esta caso la maravillosa coreografía -verdaderamente sublime en su plasticidad y simbiosis con la música del genial sordo- que el gran Maurice Bejart ideó en 1964 para ser ejecutada a la par que la ejecución musical de la Novena y la soberbia, bellísima película-documental que nos presenta Arantxa Aguirre “Dancing Beethoven” (2017), un auténtico “making of” de la coreografía y una auténtica reflexión en imágenes sobre la Música y su poder transformador de la realidad  y de la vida humanas, por sí sola  o valiéndose  como en este caso, de otras manifestaciones artísticas.Estamos, sin duda, ante un auténtico festín para los sentidos y para el intelecto (belleza plástica de las imágenes del ballet combinada con un magnífico y coherente  guión y una música, por supuesto, insuperable ) La triple “fusión” o mejor, “combinación” , Música-Danza-Cine  da como resultado una obra de arte sencillamente apabullante, no solo por lo visual y estético sino por lo conceptual y emocional.La idea de este film y su ejecución son extraordinarias, el montaje admirable por su ritmo y naturalidad, como si  tal cosa,movimiento por movimiento de la Novena, vemos armarse la coreografía de Bejart y tomar cuerpo esa obra de arte total , como un prisma de mil caras.Si a todo  esto unimos la sensibilidad, buen gusto y el talante reflexivo del film, y el extraordinario pulso con el que está llevado, el éxito está asegurado.La triple moraleja final, nos ofrece siquiera un instante para el asombro: de una META-OBRA de arte  (Novena de Beethoven)surge una GRAN obra de Arte (Coreografía de Béjart) que a su vez genera otra FORMIDABLE obra de arte (“Dancing Beethoven”) No se lo pierdan, bajo ningún concepto y en ningún caso: les aseguro que no se arrepentirán.

Luis Agius